miércoles, 27 de agosto de 2014

Crepúsculo - Stephenie Meyer

stephenie Meyer


Sinopsis:
Cuando Isabella Swan se muda a Forks, una pequeña localidad del estado de Washington en la que nunca deja de llover, piensa que es lo más aburrido que le podía haber ocurrido en la vida. Pero su vida da un giro excitante y aterrador una vez que se encuentra con el misterioso y seductor Edward Cullen. Hasta ese momento, Edward se las ha arreglado para mantener en secreto su identidad vampírica, pero ahora nadie se encuentra a salvo, y sobre todo Isabella, la persona a quien más quiere Edward...

Opinión personal:
Creo que todos conocemos la historia de Crepúsculo. Has visto las películas, has leído los libros, has hecho las dos cosas, aborreces la saga, rezas para que tu pareja no te obligue a verla... sea como sea el modo del que conoces esta historia no importa. Lo que interesa aquí es que absolutamente todo el mundo habla o ha oído hablar de Edward y Bella; para bien o para mal.

La primera vez que oí hablar de esta saga fue en mis primeros años de instituto, una amiga mía me dijo que se quería leer una saga de libros que le había recomendado una compañera de clase. Yo, como aprendiz de devoradora de libros pedí la sinopsis de la historia pero no supo explicarme muy bien de qué iba así que investigué por mi cuenta. 
Stephenie Meyer
Kristen Stewart como
Isabella (Bella) Swan
Acabé en la página oficial de la película, vi el tráiler y la fecha de estreno (en un par de semanas) así que le pedí a mi madre que el sábado del estreno me llevara a verla porque me hacía ilusión. Además que yo en esa época era fan del pelo corto en chicas y ver a Alice con ese corte despuntado me encantó ♥.
No sé quién salió más enamorada del cine si mi madre o yo. Nos gustó tanto que en muy poco tiempo obtuve los libros para poder conocer mejor la historia de este amor casi imposible.

Es un error muy gordo leer el libro después de ver la película y descubrí por qué al leer Crepúsculo. Los personajes ya tenían voz y cara. Así que mientras que las dos chicas que me habían recomendado el libro decían “Yo es que no me imagino a Edward así pero a Kristen la queda muy bien el papel de Bella”, yo me callaba.

Al principio me gustó el personaje de Bella Swan, pero según lo pensaba más me resultaba molesto y poco creíble. Quiero decir, ella es una chica super torpe, empollona, antisocial, pésima en deportes, completamente invisible y según ella un poco fea. ¿Cómo Edward se pudo fijar si era inexistente? Meyer usó el truco de “me llamó la atención no poder leer tus pensamientos” pero vamos, es la típica historia de cuento de hadas. En vez de llevar un vestido precioso y haber convertido tu calabaza en una carroza para impresionar al príncipe o haberte convertido en rana por su culpa lo que haces es tener el extraño don de ser inmune al suyo.
Respecto a la narración del libro por Bella me sobraron cosas. Hay muchas escenas que se nota que están de relleno para agrandar el capítulo porque de verdad que no aportan nada a la trama. Un buen ejemplo son las escenas con los supuestos amigos de Bella. Que están claramente para rellenar. Me resultó pesado que Bella solo tuviese una cosa en la cabeza, que todo lo que sucediese lo hilase con él: “Tengo que comer, ¿habrá comido Edward?” “Voy al instituto, ¿estará allí?” “No está, ¿por qué no ha venido? ¿estara molesto conmigo?” Parrafadas llenas de los pensamientos de una adolescente completamente obsesionada por un chico.

Algo chocante es la manera de comportarse que tiene Edward. Un día está en plan chico simpático, otro día no sabe que Bella existe, otro día tontea con ella y la invita a salir, al siguiente la dice que es peligroso y que se aleje de él. Que sí, que ya sabemos que es un vampiro y tiene sed de sangre y puede matarla pero primero que se aclare y deje de hacer ese “tira y afloja” ¡que a la pobre la está matando de intriga!
La autora, Stephenie Meyer

Dejó toda la acción para el final, cuando ocurre lo inevitable y totalmente esperado en una historia de amor vampírico.

Pensándolo ahora, unos años después de leer la novela creo que el final es bastante cerrado y no me hubiera molestado que acabase ahí. Aunque en ese momento lo que yo quería era saber qué ciruelas iba a pasar en el segundo y si Alice tendría más protagonismo.
Entendedme, con mis años de adolescente pequeñaja habiendo leído tan pocos libros Crepúsculo me pareció una maravilla. Me encantó, lo devoré y estuve meses hablando de él con mis amigas. Lo que quiero decir es que si lo llego a leer ahora, con tantísimos libros leídos de diferentes estilos (vale, casi todos de amor y fantasía) no creo que me hubiese gustado. 

En resumen, una historia que no te dejará indiferente. O te gusta o la odias, no hay término medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada